Las siguientes, son frases de rechazo recibidas por estos famosos libros, que luegoalcanzaron un éxito increíble.

Rebelión en la granja, de George Orwell«Resulta imposible vender historias de animales en Estados Unidos.»

El diario de Ana Frank, de Anne Frank «Me parece que esta joven no tiene una percepción o sentimiento especial que eleve ese libromás allá del simple nivel de “curiosidad”.»

El señor de las moscas, de William Golding«No nos parece que haya tenido un completo éxito a la hora de desarrollar una idea queadmitimos como prometedora. »

El amante de lady Chatterley, de D. H. Lawrence«Le aconsejo, por su propio bien, que no publique este libro.»

El deseo de vivir, de Irving Stone«Una novela larga y aburrida sobre un artista.»

Honda sabía, desde luego, que a veces, cuando se toma una decisión y se emprendeuna acción, puede parecer que ésta no funciona a corto plazo. Para alcanzar el éxito hay quetener un enfoque a largo plazo. La mayoría de los desafíos a los que nos enfrentamos ennuestras vidas personales proceden de un enfoque a corto plazo, como abandonarnos alexceso de comida, la bebida o el tabaco, o sentirnos abrumados y renunciar a nuestros sueños.Ni el éxito ni el fracaso son experiencias que se produzcan de la noche a la mañana. Lo queprovoca el fracaso de la gente son todas las pequeñas decisiones que .se toman a lo largo delcamino. Es el fracaso para seguir, para emprender la acción, para persistir, para controlar nuestros estados mentales y emocionales y para enfocar la atención: A la inversa, el éxitotambién es el resultado de tomar pequeñas decisiones: la de comprometerse a alcanzar unnivel superior, la de contribuir, la de alimentar la mente en lugar de permitir que el ambientele controle a uno; todas estas pequeñas decisiones crean la experiencia vital que llamamoséxito. Ningún individuo u organización que haya alcanzado el éxito lo ha conseguido con unenfoque a corto plazo.A escala nacional, la mayoría de los desafíos que experimentamos en la actualidad sonel resultado de no haber pensado antes en las consecuencias potenciales de las decisiones quehemos tomado. Todas nuestras crisis son el resultado del pensamiento a corto plazo, desde elescándalo relacionado con el ahorro y los préstamos, hasta los problemas de nuestra balanzacomercial, el déficit presupuestario, la situación de nuestro sistema educativo o los problemascon el alcohol y las drogas. Esto es el síndrome de Niágara en su expresión más potente.Mientras se encuentra uno en el río, enfocando la atención sobre la próxima roca con la que sepuede chocar, no se ve (o no se puede ver) lo bastante hacia adelante como para evitar lacatarata.Como sociedad, enfocamos tanto la atención sobre las compensaciones inmediatas,que nuestras soluciones a corto plazo se convierten en problemas a largo plazo. Nuestros hijostienen problemas para prestar la suficiente atención en la escuela para pensar, memorizar yaprender, y ello se debe en parte a que se han acostumbrado a la compensación inmediata…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s