Colgar antes de entrar

image

Fin de un frenético día llegas a casa, abres corriendo la puerta, deseando entrar en tu refugio, te dispones a cerrarla y alguien pronuncia las palabras mágicas “ya era hora”. De repente un sinfín de pensamientos y emociones se abalanzan sobre ti. Notas como te hierve la sangre, como te suben las pulsaciones, como la irracionalidad se apodera de ti y sin más, estallas.
Todo tu día, tu ira, tus frustraciones lanzadas contra la primera persona que se interpone en tu camino, hubiese dado igual sobre lo que hubiese versado la frase de recepción. La necesidad de descargar era imperiosa, el torrente de emociones, imposible detenerlo.
Qué justo no, que con quien te quiere, te ayuda y te sostiene, la emprendas a la primera, cuando con otros, aguantas infinitamente, la máxima humillación. Quizá deberías repartir a cada uno lo suyo y no cargar las tintas en lo fácil, en quien crees, que a pesar de todo va a seguir ahí. No estés tan seguro, a lo mejor tu madre, con su amor incondicional, soportará esa injusticia arropándote con miles de excusas, sobre tu cansancio, tu trabajo, tus frustraciones, es decir, sobre todo lo que conlleva vivir, pero los demás, no aguantarán para siempre y quizás cuando hayas arrugado tanto el papel que envuelve sus corazones y decidas volver a intentar alisarlo y plancharlo, consigas romperlo.
No es tarde, puedes conseguir gestionar tus emociones, verbalizarlas y trasladarlas, de manera asertiva, a quien corresponda, por favor, las del trabajo, allí en la oficina, en el taller…
Imagina, antes de entrar, en la puerta de tu casa,un perchero, y cada día cuelga en él tus preocupaciones, frustraciones y problemas del trabajo, recógelos por la mañana.
No justifiques tus ataques y tus iras con los que debes compartir tus alegrías y dichas. Procura hacerles felices porque hacerlo, repercutirá en ti, además seguro que serán de los pocos que te echarán de menos si faltas, te escucharán si lo necesitas y no pedirán nada a cambio.
Piensa que quizá hoy, tu crédito está a punto de expirar. Merece la pena?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s