Adiós Diógenes

basura

Piensa en si alguna vez te has callado algo que te molestaba durante tanto tiempo que, cuando finalmente lo has dicho, ni era el tono, ni el momento, ni con la emoción correcta y lejos de sentirte mejor, has producido el efecto contrario, te  has sentido peor.

 Si es así, puedes comenzar a pensar en ti mismo, en que tus derechos, opiniones y comentarios puedes aprender a decirlos sin alterarte, en el momento preciso y de forma positiva para que produzcan los efectos oportunos.

 Si lo mantienes dentro de de tu mente martilleándote y haciendo que tu diálogo interior te vuelva loco, será como si tu cerebro estuviese lleno de basura y por no sacarla, se convirtiese en un problema crónico de “salud familiar o laboral”. Todas esas componendas dando vueltas y vueltas,  diciéndote lo que le deberías haber dicho, lo que te has callado…

No sé cuánto tiempo puedes vivir en ese desesperado miniencierro pero de lo que estoy segura es de que no es nada ecológico para ti. Sin  resolver absolutamente nada, te haces la vida imposible.

No decir lo que te molesta, por miedo a que se deteriore la relación o a que la otra persona no lo reciba de manera amistosa es una cuestión que minará tu interior y hará que tu vida, tus emociones, tu tranquilidad y tu humor estén en poder de otra persona.

Si es cierto que hay que armarse de valor y quitarse a veces la pereza para decirlo y no dejarlo pasar, para ponerte en marcha sólo tienes que elucubrar con los momentos que por esa nimiedad sin resolver, pasarás a lo largo de lo que debe ser tu magnífico día.

No significa esto que vayas a conseguir lo que quieres pero haberlo expresado y reivindicado es ya una liberación.

Ser asertivo es muy importante para poder desarrollar un paz interior que te acompañe en tu felicidad cotidiana, así que no almacenes lo que se convertirá en basura en tu interior y di adiós a Diógenes.

Podrás saber algo más de la asertividad en esta página

http://es.wikipedia.org/wiki/Asertividad

Y en esta otra encontrarás un test para medir tu asertividad http://www.psicoactiva.com/tests/asertividad.htm

Para empezar a limpiar tu mente comienza por darle importancia a como estructuras los mensajes, es decir, pasa del “tú” al “yo”.

Si te das cuenta, cuando voy a decirte algo que me molesta y el sujeto eres “tú” aparece la culpabilidad,  el ponerse a la defensiva, la discusión y el no acabar bien, justo lo que tú piensas que va a ocurrir cuando no lo quieres decir.

Sin embargo si el sujeto soy “yo” y tranquilamente te indico lo que me molesta, el sentimiento que me produce  y el porqué, sin juzgar tu comportamiento, tendré muchas más posibilidades, no sólo de conseguir mi objetivo, sino de sentirme estupendamente una vez que lo he dicho.

 Si tu entorno no se corresponde con la foto, ¿por qué tu mente sí?

Acuérdate de sacar tu basura todos los días 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s