Ponte el foco

Cuando hablo de liderazgo, después de muchos años de lectura, aprendizaje y práctica, puedo resumir la clave en poner el foco en uno mismo.

Lejos de interpretar esto como anteponer nuestro beneficio al de los demás y creer que los mismos, solo por la autoridad o el puesto, deben pleitesía, para mí se refiere a que debe uno conocerse y gestionarse cada vez mejor.

Es entender que la actitud, las formas y el fondo deben exigirse antes y primero a uno mismo en su actuación con los demás y siempre que hay algo que no funciona, revisar nuestro propio comportamiento.

La mayoría de nosotros piensa que buscar una razón fuera de uno mismo, podría ayudar pero en realidad lo que hace es minorar nuestra responsabilidad sobre la situación, minimizar el control que podemos tener sobre ella y amplificar la sensación de que uno va a la deriva y cualquiera puede sacarle a uno de su ruta.

Puedes seguir insistiendo en buscar culpable y tratar de seguir adelante sin ser protagonista de tu vida. Seguir con tus elecciones u omisiones pendiente de la actitud de los demás o incluso hablando mal de ellos de forma reactiva. O puedes decidir que tanto para lo bueno como para lo malo tenemos mucho que aprender de todas las personas y situaciones.

Siempre será más fácil cuando entendamos que para eso hay que ampliar nuestro control asumiendo nuestra responsabilidad. A qué esperas para tomar los mandos.