La condición de Sísifo

rendirse

Investigando sobre la motivación en el trabajo, me he encontrado  con numerosas tesis y estudios  que contemplan que el porcentaje del vil metal baja considerablemente con respecto a todo lo demás, cuando se valora junto a otras cuestiones.

Mientras muchos propietarios, jefes y gerentes, que no se  sumaron ni siquiera al Jefe 2.0,  siguen pensando en sus empleados, como unas sanguijuelas que sólo quieren más parte del botín, la mayoría de lo científicamente demostrado les contradice.

El resultado demuestra  que esta recompensa económica palía en mayor o menor grado la falta de otros muchos conductores de la motivación, como  la falta de finalidad, de emociones positivas, de reconocimiento, de relaciones laborales satisfactorias, camaradería y de sentido o significado del trabajo.

El sentido y el significado del trabajo del trabajo, eso es sobre lo que quiero reflexionar hoy.

Si comienzo mi exploración por las palabras “sentido /significado “rápidamente se me desconecta el zoom del ámbito laboral y la perspectiva holística de la vida me arrastra…  Pulso de nuevo el zoom,.. trabajo.

Recuerdo el mito de Sísifo que tan bien refleja Camus:

“Los dioses habían condenado a Sísifo a subir sin cesar una roca hasta la cima de una montaña desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso.

Habían pensado con algún fundamento que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza.”

Cuando leemos esto , pensamos que puede ser descripción de más un trabajo, en el que no existe sentimiento de utilidad, de progreso, de propósito. Esta improductividad, conduce no sólo a la melancolía como diría Ortega sino a la desmotivación y a la destrucción,de la persona, sin finalidad, sin sentido.

Si esto ocurre en tu trabajo, esta versión moderna de tortura, seguramente es debido a un falta de entendimiento del liderazgo que motiva.

Quién no recuerda situaciones que ejemplifican este efecto destructivo. Empleados dedicados  horas y horas al duro  trabajo, ganadas al sueño, estudio, propuestas, soluciones, a sacar adelante  un proyecto, una fusión, una presentación, un curso…de pronto el jefe irrumpe en la sala, donde se está expectante a cuál será el próximo paso  y anuncia sin más, que el proyecto ha sido cancelado.

Imagínense en la situación de los empleados, todo su tiempo y su esfuerzo destruído en  segundos, evaporado, sin más. No tenía el jefe muchas más opciones que desmotivar en 30 segundos a todo su personal. A partir de ahí la mayoría se van antes a casa, juegan y chatean  más en el trabajo, se sienten menos creativos, no  se identifican con los valores que dice la empresa defender.

No podría haber explicado que su proyecto pasaba a otro departamento o se tomaba en cuenta para la siguiente proposición, algo con un mínimo de sentido, de perdurabilidad. Si usted construye un castillo de arena en la playa, lo hace usted donde llegó la última ola, y si el agua lo  arrastra, lo volvería a hacer en el mismo lugar.

Las personas llevamos a cabo acciones motivadas con la producción de  resultados que nos hagan avanzar o por lo menos imbuidas en  la creencia de la utilidad. Cuál es la razón para que quienes dirigen,  subestimen el sentido de propósito de sus trabajadores.Para qué trabajan ellos…

El liderazgo que motiva y que no basa todo en la obtusa visión anclada en  planteamientos salariales, busca no sólo crear una visión que inspire, sino que la explica, la traslada y la vive con sus empleados.

Este líder es juzgado y seguido por lo que hace, no por lo que dice, asume que en cuestión de personas no se pueden seguir estándares, trata de entender a cada uno con sus pensamientos y perspectivas, encontrando la alineación correcta de valores personales y de la compañía, no pregunta sin escuchar, es flexible, hace partícipes a todos de los logros, no rechaza un proyecto o lo cancela sin más, encuentra siempre una vía para encontrar significado a todo ese trabajo realizado y recompensarlo…

Vamos a reclamar ya estos líderes o vamos a convertirnos en Sísifo. Seamos conscientes de ese heroísmo absurdo que es ir a trabajar a un lugar donde no encuentras significado acaba con nuestras habilidades y capacidades.

Busquemos sentido a nuestros días. De este modo no tendremos que esperar con ansiedad el viernes.

Se anima?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s