Tu manual de instrucciones

manual

“Si sigues a la multitud, el lugar donde llegarás será  a la salida”. No sé exactamente dónde encontré o leí esa máxima pero le agradezco al internauta que la colgó por lo que me ha inspirado.

Precisamente a raíz de mi lectura del libro “David y Goliat” de Malcom Gladwell, mis perspectivas se han ampliado considerablemente, si cabe. Si ya antes me cuestionaba todo lo que las personas asumimos como estándares o lo normal, ahora han pasado a formar parte de la clasificación de posibles fortalezas. De mí depende todo.

Si yo creo que mi timidez es un defecto, y juega en mi contra, partiré en la carrera desde posiciones negativas, por lo que tendré que trabajar el doble para llegar al mismo nivel. Además pensaré que este sobreesfuerzo me va a agotar e incluso puedo dejar la carrera antes de tiempo. Sin embargo lo veo como una necesidad de introspección para mejorar e innovar desde una reflexión más profunda, o creo que el sobreesfuerzo me hará fajarme en habilidades mejores y desarrollará otras, no sólo partiré de posiciones positivas sino que mi predisposición será la idónea para ganar. Y,¿ de quién depende esto?

En muchas ocasiones la mayoría de las personas consideramos debilidades nuestraa características personales que no casan con la media, o lo que se suponen que es lo bueno, o lo normal, o lo deseable… pero ¿quién realmente es quién decide esto?, ¿cuáles son las idóneas realmente? Si yo utilizo una supuesta debilidad como mi fortaleza, ¿qué es lo que va a ser?

Además también en la mayor parte de los casos, lejos de fortalecer cuestiones que nos espolean, nos retan, en las que somos buenos, las que nos apasionan, nos dejamos atribular por los demás poniéndonos en cuestión constantemente, comparándonos, dudando de nuestras posibilidades. Si partiendo de esto, del sentido positivo, seríamos excelentes, preferimos ceñirnos a la media, entrenando para ser mediocres en lo que no nos gusta porque es “lo que hay que hacer o creer”.

No sólo ocurre en el trabajo o con nuestras habilidades para éste, sino que en las relaciones humanas y sobre todo en las parejas también hacemos lo mismo, empeñarnos en caber en modelos estructurados por los demás, sin cuestionarnos sin ello nos hace felices. La vida es para disfrutarla a cada momento y viene sin libro de instrucciones, si utilizas el de otros, corres el riesgo de perderte lo que tus propias decisiones, metas y deseos harán de ella y por el contrario intentarás emular a otros, sin ver la realidad íntegramente, fingiendo una vida que no has elegido.

 Recuerda el aforismo chino: “El talento crece en la medida de la fuerza personal. El carácter se hace firme en la decisión”

No conozco ninguna historia de innovación o de creatividad conseguida  desde  los estereotipos o de los modelos establecidos, salirse de las normas, defender otros criterios, planteamientos y creer en ellos, te harán más fuerte.

Si te estancas en lo que supones tus puntos flacos, los denominas debilidades cayendo en la trampa del lenguaje y te lo crees, estás perdido. Sin embargo, si empiezas a pensar cómo esas cuestiones pueden jugar en a tu favor habrás emprendido el camino hacia tu éxito.: Encontrarte.

foto:pellizcosderealidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s