¿TIENES BRILLANTES PERSPECTIVAS?

brillo

 

El lenguaje que utilizamos dice mucho de nosotros, de cómo almacenamos nuestras experiencias, de qué nos preocupa y de cómo funciona nuestro cerebro. En la mayoría de las ocasiones, le hacemos poco o ningún caso y continuamos nuestra vida como si nada. Creyendo, que lo que ocurre en el exterior es objetivamente como nosotros lo vemos, sin ir más allá.

Intentar entender la experiencia subjetiva de un ser humano es difícil, si no se tienen las herramientas necesarias y se es consciente del reto, puesto que estamos todos demasiado ensimismados en nuestros pensamientos y con nuestras batallas para prestar a los demás tanta atención.

La parte inexplicable es que si somos más conscientes de cómo funciona nuestro cerebro, podemos ser mucho más felices sólo almacenando mejor nuestras experiencias y rescatando y practicando las emociones que nos son beneficiosas, en lugar de refocilarnos en todas esas que nos crean ansiedad y entristecen con sólo atisbarlas.

Ahora que llega el verano y que para la mayoría el estrés deja de ser la base de nuestro trabajo, quizá estemos más proclives a probar y experimentar con nuevas estrategias. Hoy lo que quiero compartir con vosotros es la importancia del brillo en nuestra vida.

Hablamos de la capacidad visual, de cómo recordamos con imágenes. Utiliza unos minutos para probar. Elige una experiencia pasada muy agradable.Vuelve al recuerdo. Cierra los ojos si te resulta más fácil.

Fíjate en la imagen y modifica el brillo, nota cómo cambian tus sentimientos hacia ella. Cuando arrojas luz sobre ella, se vuelve más intensa la emoción, menos, igual. Y si le quitas brillo, ¿qué ocurre? Dedica unos minutos a observar los cambios.

La mayoría solemos tener unas sensaciones más intensas al aumentar la intensidad y menos al oscurecerla. Pero puede ser diferente. ¿Has pensado en que puedes hacer esto intencionadamente para variar los sentimientos sobre tus recuerdos?

Y si bajases la intensidad a todos esos pensamientos que desagradables que aparecen en tu mente de repente.

El brillo es sólo una de las submodalidades que puedes utilizar. Observarte te permite descubrir tus propias excepciones. Igual tus recuerdos peores son enmedio de la oscuridad y les puedes arrojar luz para minorarlos o quizá oscurecerlos aún más para que desaparezcan. Igual, si el brillo lo incrementas, incluso esa imagen tan blanca también minora tus sentimientos.

Cualquiera que sea la relación merece la pena dedicar unos minutos a descubrirla puesto que puede cambiar tu experiencia. Recuerda que eres tú mismo, con tus pensamientos, quien puede hacerte feliz o infeliz, ¿qué eliges?

                     globos oscura      globos clara

Es la misma fotografía con distinto brillo, ¿te sugiere lo mismo?

“Friendly Agreement Space”

pacto

Cuando uno entra en su casa por primera vez puede actuar de muchas formas dependiendo de lo que imagine, piense o tenga en mente hacer en ella o de ella.

En cualquier caso para cada uno su casa puede significar una cosa distinta, libertad, independencia, refugio y cada uno trasladará en  ella su forma de pensar o parte de su personalidad. Hay quien puede vivir años con un casquillo de bombilla como lámpara y quien por el contrario tiene que tener hasta el más mínimo detalle para encontrarse a gusto. Hay quien atesta de muebles y adornos la casa, la pinta y rápido le pone cortinas  porque le da calidez y a quienes les sobra todo y con lo mínimo se sienten inspirados porque facilita su deambular, su claridad en el pensamiento y su organización. Algo que en comunidad habrá que negociar.

A pesar de todo esto, sobre todo cuando se va a convivir, se olvidan, en aras de la amistad o el amor, las bondades de establecer unas reglas mínimas y sin embargo se van dando bandazos a base de discusiones y malos humos, hasta que se  establecen a la fuerza,  con el tiempo o directamente, cesa la convivencia.

Me pregunto yo, ¿no será más importante acordar una estrategia desde el principio?

Para poner en marcha una idea, qué mínimo que establecer un plan de negocio. Eso que parece tan obvio a nivel laboral y empresarial y que requiere expertos de todo tipo, en nuestro entorno personal, lo dejamos al albur de la compatibilidad de caracteres o a que éstos, en el mejor de los casos, los lime y armonice el tiempo.

Pues mi propuesta de hoy, si estás dispuesto a tener un plan estratégico con tus “socias” o  “socios” es establecer un lugar en la casa que sea  “Espacio de los acuerdos amistosos” (EAA) o si queréis darle un carácter más business J  un  “Friendly Agreement Space” (FAS) en el que lo que se diga, será siempre pensando en el otro, sólo se dirá lo que se piensa, que sirva para algo y sea verdad que, para alguna de las partes, necesita tratamiento y un acuerdo

Si es así, proceder con esta estrategia:

  • Seleccionar un espacio en la casa especificando una posición, que no sea habitual para que la podáis utilizar sólo en este caso, aclarad si es sentado, de pie, apoyado, cómo,  para que sea el lugar que denominaréis como vuestra zona de consenso, ahora y en el futuro. El primero que se proponga será por pragmatismo el elegido en caso de que no exista acuerdo, aunque si os lo habéis tomado en serio, seguro que esto no ocurre. Colocaos en ese espacio y en esa posición.
  • Recordad cada uno algún momento en el que habéis llegado a un acuerdo que os satisficiera. Recuperar el estado en el que lo tomasteis, la respiración, las sensaciones, las imágenes, los sonidos, todo lo que recordéis de aquella ocasión. No tiene por qué ser la misma situación para todos. Si os ayuda cerrad los ojos.
  • Haced un rápido inventario de todo: imágenes, sonidos, sensaciones… asociadas a ese estado.
  • Seleccionad algún color, símbolo o cualquier otro indicador,  palabra o sensación interna que sirva para recordarlo, para anclar ese estado.
  • Sal del espacio elegido y despréndete del estado que has generado con el recuerdo. Ahora comprobad que funciona volviendo a la posición, entrando y saliendo del estado.
  • Repetid los pasos hasta que tengáis  un acceso fácil a esa grata sensación de consenso en cuanto estéis  en ese espacio.

No os parece útil tener un lugar donde siempre se establezca consenso en casa, sin tener que callarte cosas y  discutir luego por ellas. Usad vuestra Zona Libre de Interferencias.

¿Qué os cuesta probar?

¡¡Feliz fin de semana!!

Sintonizando

sintonizar

Agradecemos a Alfred  Korzybski la disciplina de la semántica general, en ella este polaco desarrolla una teoría sobre cómo influyen en el ser humano y en su percepción de las cosas, tanto la estructura del sistema nervioso, como la de las lenguas que utilizamos.

Su cita más famosa es la que se refiere a que “el mapa no es el territorio” con ella,  expresa como, a pesar de estar todos  asistiendo a la misma realidad, el hecho de tener diferentes filtros sensoriales, nos hace que percibamos diferente.

La realidad la percibimos a través de nuestros sentidos: oído, vista, sensación táctil , olfativa o sabor. Cuántos más sentidos intervengan en esa percepción más rica será la fotografía que tengamos de ella, pero esto no significa que otra persona, incluso aquella que está a nuestro lado no  pueda tener otra mezcla de estas herramientas y no percibir lo mismo,tener otra experiencia. Por lo tanto, tenemos entre otras muchas, dos opciones para sintonizar con los demás.

La primera es preguntar, no dar nada por hecho, no pensar que la otra persona está advirtiendo lo mismo y que va a responder de la misma forma que nosotros. Tenemos un ejemplo muy claro en los colores, sin tener en cuenta cuestiones de visión como el daltonismo, lo que para nosotros puede ser rojo, para otros puede ser naranja y para otros incluso marrón. Por lo tanto, si vamos a pintar algo para otros, mejor que delimitemos de antemano el color exacto que percibe el receptor del trabajo.

Esto que en este ejemplo parece tan simple, trasládelo al lenguaje, cuando nos expresamos con palabras, dando por hecho que tienen el mismo significado para todos. Llévelo al extremo, con  palabras como felicidad, éxito, amor. Experimente, pregunte sobre su significado a otras dos personas.

Seguramente,  se ha cuestionado pocas  veces  si significan lo mismo para usted que para su interlocutor.Esta es una de la cuestiones principales de la mala comunicación, dar por hecho que se piensa y se percibe lo mismo, imaginar, creer que se poseen  poderes de adivinación y que con pocos datos que le den y nada que pregunte, le tomarán por un cerebro genial. Cuál será  su sorpresa cuando compruebe, tras concluir la tarea asignada, el encargo o la acción, que nada tiene que ver con las expectativas de quien lo delegó. Pregunte, no tiene más implicación que aclarar, sobre todo, para evitar malentendidos, será mejor esto a que alguien piense a posteriori que usted, a pesar de poner esa cara de interesante y no preguntar, no se entera de nada.

Siempre es mejor cuestionar y revisar lo que creemos y hemos entendido, a tener que lamentarlo después.

Nuestros filtros sensoriales, que eliminan, distorsionan y generalizan, descargan al sistema nervioso de la ingente cantidad de información que recibe, haciendo que esta selección sea personal e intransferible. Por lo que, si queremos ponérselo fácil también a los demás, deberemos preguntarles  a su vez, qué han entendido de lo que les hemos contado y explicarnos mejor o con más detalle si confirmamos que difiere.

Otra cuestión a tener en cuenta para sintonizar, es el canal que predomina en  nuestro interlocutor, visual (vista-ver) auditivo (decir-oir) o kinestésico (sentir-hacer) técnicamente se denominan submodalidades, pero lo interesante , es que lo que decimos, los verbos, sustantivos  y expresiones que utilizamos, nos dan mucha información de cómo conectar mejor con la otra persona.

Por ejemplo si la frase reiterada fuese “ no veo nada claro mi futuro” sería visual, ¨todavía oigo su voz como si estuviese aquí”  sería auditivo y “ me siento desilusionada con su comportamiento” sería kinestésico.  Si estamos pendientes de en qué canal “trasmite” nuestro interlocutor y utilizamos el mismo, seguro que sintonizamos antes y mejor. Si no, también podemos utilizar un sistema que aglutine todos : Cómo lo ves, dime qué te parece, cómo te sientes cuando te lo cuento.

Hay un ejemplo muy curioso que seguro que os aclara todo esto, amplía vuestro conocimiento y lo hace más ameno. Se trata del amor y sus fases. En la fase inicial de enamoramiento todos ponemos todo de nuestra parte, hacemos regalos, preparamos cenas, ponemos música, decimos frases  románticas, hacemos  caricias, damos abrazos y besos. Todo, por llevar a cabo muestras de nuestros sentimientos inequívocos para conseguir nuestro objetivo, trasladar que esa persona es importante para nosotros y estamos dispuestos a hacer, decir, y mostrar todo lo que esté en nuestra mano. Con el paso del tiempo, ese sobresfuerzo del principio, lógicamente se desvanece y cada uno vuelve a su canal original. Mientras estábamos en la primera etapa no echábamos de menos nada porque fuese cual fuese nuestro canal estaba satisfecho ampliamente pero ahora, sin saber porqué tenemos la sensación de que ya no nos quieren o nos quieren cada vez menos. Esta percepción puede darse porque si alguien  fuese principalmente auditiva y su pareja kinestésico, ella estaría esperando palabras y frases reconfortantes, mientras él querría abrazos, caricias y besos. Cuando se acercase a ella en busca de estas, le rechazaría al no oír nada de lo que espera y entonces pensaría  que sólo quiere sexo. Él tampoco entendería nada porque estaría esperando estas acciones y llevaría recibiendo todo el rato, “te quieros” y frases románticas, que cuestionaría por su nulo contenido en sensaciones físicas.

Esto que ahora les habrá resultado sencillo entender, ocurre en todos los ámbitos, en el del aprendizaje, en el laboral, exposiciones en público, cada uno usa su canal. Así que busquen el  suyo, el de quien quieran sintonizar y dependiendo del interés y de la relación,  acuerden y recuerden transmitir por los mismos.

Os dejo este link a un test de Robert Dilts para que averigües tu submodalidad. Y un paper por si quieres ampliar información.

Espero que os sea de ayuda 😉