¿Estás cómodo?

zona de confort

Si piensas lo bueno que eres en lo que haces y en que cada vez lo tienes más dominado y te requiere menos esfuerzo, te recomiendo  que en lugar de  celebrarlo, comiences a encender tu alerta puesto que cada vez los cambios serán para ti más traumáticos.

Si tu dedicación ya no te presenta un desafío sino aplicar la misma receta una y otra vez, deja de pensar en que es genial que lo bordes sino en que no estás dando tu 100%, en que empiezas o ya vives de las rentas y estás conduciendo con tu piloto automático encendido.

Si imaginas estas escenas o sientes que estás en este punto, no estás creciendo, ni aprendiendo ni arriesgando, esa seguridad de la que parece que disfrutas, te aporta una falsa sensación, cuando realmente necesites más recursos para afrontar situaciones distintas no sabrás actuar de otra forma.

Cuando has estado años y años haciendo lo mismo  sin plantearte crecer o mejorar tu comportamiento o tarea, con lo necesario, un minimovimiento cada día, lo único que has producido en tu cerebro es que las conexiones neuronales siempre iluminen la misma ruta, que se apaguen las demás y que el deambular constantemente por el mismo lugar te haya situado en un surco que te impide ver no sólo más allá sino lo que ocurre a tu alrededor.

Ya esa sensación de lo desconocido te resulta extraña y estresante y cuando vuelva a ocurrir seguramente se multiplique a la enésima potencia para situarte en posiciones de distrés y parálisis por el miedo y quien únicamente te habrá situado ahí, habrá sido la comodidad.

Cuando estás en este estado y tienes que llevar a cabo algún cambio forzado, por ejemplo uno de puesto en el trabajo, en muchas ocasiones lo rechazas en contra de tus propios intereses o lo aceptas a regañadientes sin ver la magnífica oportunidad de crecer que te presenta, simplemente porque tienes que volver a reconocer  que no sabes. Cuando precisamente ese es el primer paso para acelerar este aprendizaje, mostrar con tu ejemplo que este proceso es constante y que es una de las claves para tener éxito, como muy bien explica el genial Ken Robinson en este video.

http://www.wobi.com/wbftv/ken-robinson-power-i-dont-know

Niégate a vivir en la comodidad de la ignorancia, rebélate contra las quejas, excusas  y pegas de los cambios y piensa en ellos como una oportunidad de descubrir tu auténtica personalidad valiente, aventurera, inconformista.

¡¡ Demuéstrate lo que vales!!

Si tu tarea laboral no te ofrece muchas oportunidades de innovar, o es un paso demasiado difícil para ti, practica primero  en el ámbito personal, aprende algo que te dé miedo, con lo que no te atrevas, que no harías nunca porque estás muy cómodo, experimenta, vive con riesgo alguna aventura, algún viaje, deporte…

“La vida siempre te da dos opciones: la cómoda y la difícil. Cuando dudes elige siempre la difícil, porque así siempre estarás seguro de que no ha sido la comodidad la que ha elegido por ti.” (Adolfo Suárez)

¡¡Vuelve a sentir esa sensación de hormigueo en el estómago, de aceleración del corazón y de creer que estás haciendo algo grande que te hará invencible!! WOW!!!!

“Si usted insiste en permanecer en su zona de confort, no irá muy lejos.” Catalina Pulsifer

 ¡¡¡Aprovecha el fin de semana!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s