¿A tu edad?

cumple

“Estoy mayor”, “soy muy mayor para eso”, “me siento viejo”, “soy demasiado joven”, “a mi edad”, “con mis años”, infinidad de referencias a los años que hacen de estos una barrera y sin darnos cuenta nos impiden disfrutar de una larga vida llena de posibilidades.

Muchos creerán que, cómo te afecta lo que piensas de la edad en tu vida, es un tema baladí y que puede sólo influir en edades, que podrían considerarse avanzadas, pero si escuchas con atención, en cualquier década  puedes encontrar alusiones a ella  como obstáculo, sobre todo si deseas enfocarte sobre ella.

Si todavía recuerdas cuando eras pequeño, deseando crecer y cumplir 18 años para hacer muchas cosas de las que hacen los mayores que se suponía te van a liberar del yugo  de tus padres…, también recordarás cuando los cumpliste y viste que había miles de yugos esperando para que  escogieses otro distinto. Pasaste del  “eres muy pequeño” y “qué sabrás tú con esa edad” a medio decidir, en el mejor de los casos, tu dedicación en la vida, siendo ya ” muy mayor” para echarle la culpa a otro.

Acabas tu formación y entras en el mercado laboral dando tumbos, cuando te quieres dar cuenta, llevas cinco años con el mismo empleo y quieres cambiar, de función, de sector, y te dices que “con esa edad ya no tendrás oportunidades en otro”. ¡No tienes ni 30 años y ya piensas que te han dado el papel de tu vida y que estás encasillado para siempre!

 Quiere decir eso que esos 4 ó 5 años de formación o esos 4 ó 5 años de trabajo, ¿van a decidir el resto de tu vida?, ¿qué no podemos cambiar?, ¿qué se acabaron sus oportunidades de ser lo que quieres? ¡Ni hablar! Seguro que otros cuantos años compatibilizando tu vida con sus estudios te abrirá nuevas puertas. ¿Qué son 4 años comparados con los 80 que puede vivir?

Además también “eres demasiado joven “para asumir ese puesto de responsabilidad, ¿ seguro que sabrás desempeñarlo?¿ llevar un equipo de personas de más edad?

“La juventud también es una desventaja cuando está en el pensamiento.” Schwartz

Llegan los 40, ¿ahora si que “eres mayor”?, piensas que las oportunidades se dividen en menos de la mitad, “¿quién va a contratar a alguien con mi edad?” Acostumbrados a primar la experiencia en tareas repetitivas y nada motivantes, eso de reinventarse no es para ti, tú eres de la antigua guardia. A pesar de que lleves trabajando sólo 15 años y te queden por delante 30 o más años de vida productiva, ¿pones el foco en los  15?, ¿eres ya viejo o eres todavía joven? Tú eliges.

Imagina como se reduce tu campo de visión a los 50, a los 60, en esta edad además, si no lo has hecho antes, lo complicarás con achaques de salud, que lejos de vincularlos a tu falta de ejercicio, buena alimentación y nula prevención, se lo atribuirás directamente a la edad. ¿Te gustaría hablar con personas que llevan toda la vida con problemas crónicos y sólo ven lo positivo de vivir?

A pesar de tener la esperanza de vida más alta del mundo junto con Japón, a partir de los 70 sólo se habla de cómo se nota “el bajón que se produce”. Este, te dará la excusa ideal para cada vez hacer menos cosas, no contemporizar con los demás, no esforzarte en cuestiones como no tener que recordar si lo que has contado, lo has hecho ya mil veces, a pesar de que la memoria si la usas, por lo general, te acompaña hasta el último momento.

¿En qué se convierte la edad en todas estas etapas de la vida? EN UNA EXCUSA.

Una excusa, que te evita enfrentarte a cuestiones que tienes que resolver, ser responsable de tu estado físico, de que tus sueños se hagan realidad, de que en tu vida dediques tu tiempo a lo que te gusta. Cuando vences la excusa de la edad te sientes más optimista y joven.

“La vejez es una enfermedad de fracaso. La derrota viene por no rehusar permitirla que le obligue a echar marcha atrás”

 

¿Quieres acabar con ella?

 

  • Empieza por pensar  “ soy joven”, “no viejo”. No lo vuelvas a decir, eso ya te dará un impulso e información positiva a tu cerebro.
  • Mira el tiempo productivo que te queda, recuerda todo lo que tienes por delante.
  • Piensa en todas las cosas que te pueden ocurrir en un día, imagina en un mes, en un año.
  • Invierte tu tiempo en lo que realmente quieres hacer. Sólo es demasiado tarde cuando tu mente negativa se hace con los mandos. Deja de excusarte con “debería haberlo hecho hace años”. ¡Empieza hoy!
  • Recuerdas tus mejores años están por venir. ¡Espéralos preparado y en forma!

¡Nunca es tarde!

Alguien dijo que la edad sólo importa en los vinos y en los quesos, ¿acaso no eres tú una persona?

¡Buen fin de semana!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s